Sevilla se rinde a la guitarra española

Guitarra
 
Como dice el estribillo de la canción, “Sevilla tiene un color especial, Sevilla sigue teniendo su duende”… Pero, para el que suscribe, Sevilla tiene también un sonido inconfundible: el de las dulces, alegres y particulares notas de las guitarras que, ‘duendes’ anónimos y reconocidos artistas, sacan de las cuerdas de tan noble instrumento en cualquiera de sus esquinas y abarrotados saraos. Leer más

Juego de Tronos elige Sevilla

[:es]Sevilla es una ciudad cinematográfica por excelencia. Entre sus muros se han rodado desde fastuosas superproducciones internacionales como Lawrence de Arabia, El Reino de los Cielos, 1492: La Conquista de Paraíso…, hasta modestas y entretenidas cintas nacionales como Ocho Apellidos Vascos.
Leer más

El otoño en Sevilla es para parejas románticas

Una de las mejores épocas del año para visitar Sevilla es en otoño. Un clima de suaves temperaturas acompaña a una ciudad que se disfraza de las tonalidades otoñales para realzar su belleza natural. Sus monumentos, calles y jardines se tiñen de intensos colores ocres, bermellones, tabacos… que, representando un símil gastronómico tan de moda en la actualidad, evocarían los ‘aromáticos’ tonos de la berenjena, el pimentón, la naranja, la miel, la mantequilla, la mostaza, el chocolate… hasta formar un emplatado perfecto; una mezcla mágica que abre el apetito del amor, embelesa los sentidos y el corazón de sus visitantes.
 
De todos los emblemáticos lugares de esta majestuosa urbe nos atrevemos a recomendar que al menos descubráis los siguientes rincones románticos de Sevilla. Os dejarán un recuerdo imborrable en vuestra retina y en la memoria de vuestra cámara. Empezaremos por uno de las zonas más románticas y más señaladas por las guías turísticas de Sevilla para pasear con pareja: el Barrio de Santa Cruz, una de las antiguas juderías más importantes de España, en el centro histórico y a pocos pasos del Hotel Palacio de Villapanés. Este anárquico recinto de escondidas callejuelas preserva la intimidad de los unidos viandantes, apenas rota por el suave crepitar del agua de los chorros de sus fuentes, el libre trinar de los pajarillos, el murmullo risueño de sus chiringuitos y la belleza de sus floridos patios, como el Callejón de los Suspiros.
 
Te llamará la atención encontrar entre sus estrechas callejas empedradas a parejas de novios, que eligen tal escenario para confeccionar su álbum de fotos de boda, y que se juran amor eterno poniendo por testigo a las murallas medievales que lo envuelve y protege, y a las imágenes religiosas que lo adorna y bendice. Sin salirnos del casco antiguo, no hace falta irse muy lejos para llegar caminando hasta los Reales Alcázares. Ríos de tinta se podrían escribir sobre este palacio, uno de los más antiguos del mundo y singular reflejo de las culturas que siglo tras siglo han dejado su épico legado en la ciudad hispalense. Su amplio recinto te trasladará a otras épocas, te reavivará la imaginación.
habitacion
Como así lo a hecho a los productores de la famosa serie de televisión Juego de Tronos, que han elegido este asombroso plató, digno de reyes, para rodar nuevos capítulos de su mítica historia. Continuaremos nuestra andadura por los jardines del Palacio de San Telmo. Nos referimos al idílico Parque de María Luisa, conjunto de inmenso atractivo, que alberga en su interior las conocidas y monumentales Plazas de las Américas o la Plaza de España, edificadas con motivo de la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929. En los pabellones, jardines y albercas del Parque de María Luisa, los amantes encuentran la complicidad necesaria para alimentar sus sentimientos. Te sugerimos realices una parada en la Glorieta de Bécquer, bucólica composición escultural de mármol bajo un gigantesco árbol, en memoria del venerado escritor romántico.
 
Mención especial merece la majestuosidad de la Plaza de España, que también ha sido objeto de inspiración cinematográfica, y no sólo para conseguir que el espectador se imagine un contexto histórico, como en la película Lawrence se Arabia, sino para recrear un film de ciencia ficción: el Episodio II de la Guerra de las Galaxias, El Ataque de los Clones… Y para terminar la jornada la cita obligada es ver el atardecer en el río Guadalquivir. Por el paseo del Marqués de Contadero podrás admirar la Giralda, a la vez que verás al astro sol ahogarse lentamente en las entrañas del lecho del río, convirtiendo su rastro plata en un ocaso dorado, e invocar a la fiestera luna de Sevilla a hacer su aparición y llenar con su luz y alegría las avenidas, plazas, tabernas, terrazas… la intimidad de sus estancias. Porque con la llegada de la noche nada se acaba.
 
¡Empieza lo bueno en Sevilla! El blog del Hotel Palacio de Villapanés os irá descubriendo poco a poco nuevos rincones de Sevilla para enamorar a vuestro/a acompañante. No os lo perdáis.

Un americano enamorado de Sevilla

Washington Irving, famoso escritor romántico, e insigne embajador norteamericano y de la cultura hispánica, llegó a Sevilla en 1828 para realizar un trabajo sobre Cristóbal Colón. Se hospedó en el barrio de la judería, en una señorial casona en el Callejón del Agua, a escasos 10 minutos del Palacio de Villapanés. Como cualquier turista que visita Híspalis pronto quedó prendado del monumental patrimonio de la ciudad, del trato de sus gentes y del encanto de sus tertulianos. El descubrimiento de la ciudad de Sevilla le motivó para recorrer España con tal pasión y curiosidad que se convirtió en un erudito conocedor de sus rincones, en uno de los mejores hispanistas y, sobre todo, en uno de los más importantes difusores de todos los tiempos del Legado Andalusí.
Suya es una de las rutas turísticas de Andalucía más conocidas que lleva su nombre: ruta Washington Irving. Designada Gran Itinerario Cultural del Consejo de Europa en 2004. Una ruta que nace en Sevilla, trascurre por emblemáticos lugares como Alcalá de Guadaira, Carmona, Marchena, Écija, Osuna, Estepa, Antequera, Archidona, Loja, Alhama de Granada, Montefrío Íllora, Fuente Vaqueros, Santa Fe… y finaliza en Granada, donde creó uno de sus libros más populares y mundialmente reconocidos: Cuentos de la Alhambra.
Un romántico y delicioso relato que mezcla con maestría y fidelidad la fantasía con leyendas hispanoárabes. Y como viajero incansable por una España pobre, retrasada, convulsa en un constante e inestable devenir político… y fruto de su especial sentido del humor, es suya la socarrona e irónica célebre frase: “Por mi parte he viajado lo suficiente por España como para haber llegado a la conclusión de que, después de todo, una cama no es un artículo de indispensable necesidad”. Buen diplomático sin duda este americano de los albores del silo XIX…, pero ¡Ay si hoy levantara la cabeza! ¿Se atrevería a decir lo mismo? Cómo ha cambiado la oferta turística de Sevilla, donde un visitante puede elegir ser ‘mimado’ en singulares y majestuosos hoteles de cinco estrellas como el nuestro: el Hotel Palacio de Villapanés.
Enamorado de Sevilla
Un auténtico palacio, restaurado al detalle, repleto de rincones románticos y dotado de las últimas tecnologías y servicios, como su completo spa wellness, donde relajarse utilizando su propia colección de jabones naturales de aceite de oliva. Ofrece 50 exclusivas suites de 30, 40 ó 50 m2, decoradas al detalle y equipadas con domótica, televisores Loewe, WiFi, camas de ensueño… ¿Qué nuevas experiencias y obras maestras le inspirarían la Sevilla de la actualidad a este empedernido romántico? ¿Sería Washington Irving otro enamorado del Hotel Palacio de Villapanés? Seguro. Al menos su alma se pasea por Sevilla.